miércoles, 19 de febrero de 2014

Desde Venezuela marchando por LA PAZ

Hoy, una muy buena amiga desde hace muchos años, me remite información de primera mano de lo que está pasando de verdad en Venezuela. No lo que dice el gorila Maduro, heredero del anterior primate.
 
A mi me alegra oír a esa bestia llamando fascistas a todos cuantos se oponen a sus modos y maneras. Lo ha aprendido en Europa. Es lo que siempre ocurrió aquí. Cada vez que alguien quiere señalar la maldad, la perfidia, la bestialidad humana, no necesita justificar nada: lo califica de fascista y todo el mundo entiende que debe ser verdad.
 
Después, identificar a esos fascistas con determinadas posturas políticas transversales es facilísimo. Y así - ya lo he dicho muchas veces antes - fascista es Artur Mas, fascista es Nicolás Maduro, fascista es Arnaldo Otegui, fascista es el ministro del Interior y la Guardia Civil de Ceuta y Melilla y, por supuesto, por encima de todos ellos, fascistas merecedores de fusilamiento sin juicio previo, somos todos lo que, como yo, no pensamos al amparo del pensamiento único y creemos que hay otra manera de hacer las cosas más justa: los falangistas.
 
Lo curioso es que estas analogías hacen que terminen encontrándose en el mismo saco fascista, ambos lados antagonistas de cualquier conflicto.
 
Maduro es un fascista, a ojos del mundo occidental, tan acostumbrado al descalificativo. La oposición perseguida, encarcelada, maltratada y expoliada es fascista - con tintes imperialistas americanos y por tanto doblemente fascistas, pese al actual inquilino demócrata de la Casa Blanca, que tanto da - según dice el fascista Maduro y lo cierto es que ninguno de los dos lo son.
 
El primero porque es un marxista y probablemente, un criminal. Los segundos porque son un conglomerado tal, que distinguir entre ellos a un fascista auténtico, incluso en su verdadero sentido político, sería una tarea titánica, en la que la mayoría de los acusados no se reconocerían a sí mismos ni de broma, ente otras cosas porque efectivamente, no lo son.
 
Pero a todos sigue yéndoles de maravilla el término descalificativo.
 
A todos, menos a los que sufren las consecuencias de tanta elocuencia democrática de corte occidental.
 
Cristina Fernández-Shaw comparte conmigo la amistad a la que me refería al principio. Ambos, sin conocernos entre nosotros, tenemos una amiga común que nos ha hecho llegar la poca información libre que llega estos días desde Venezuela, a pie de calle. Desde cada rincón del país. Y es que Cristina Fernández-Shaw tiene, viviendo en Caracas, a su prima Paola Fernández-Shaw y ha tenido a bien jugársela escribiendo unas líneas estremecedoras que nos traen a la realidad de lo que de verdad está pasando.
 
Me limito a reproducir su correo electrónico, porque la reflexión posterior os corresponde a cada uno de vosotros:
 
"Marchando en PAZ,  siguen las muertes, arrestos, allanamientos sin orden judicial, desaparecidos, torturas y violacionescensura de todos los medios de información, la guardia nos quita las cámaras y teléfonos para que no queden registradas las imágenes de lo que realmente sucede, las calles y autopistas con barricadas, la oposición es super pacifica para lo que se esta viviendo...
 
No hay ley y el gobierno no respeta ni la constitución  y además se jactan de ello. Transito caótico, simplemente te metes donde puedes si es que lo logras, hoy acabamos de llegar a casa luego de la espeluznante experiencia de tener que dar vuelta en u y emprender la ruta en la autopista en contrasentido y salir por donde podías...muy similar a los laberintos de las revistas de pasatiempos -casi dos horas para llegar a casa a pesar de las calles casi desiertas-.  
 
En las marchas aun hay una mezcla de sentimientos de esperanza, felicidad, energía, rabia, desesperanza, tristeza,  nunca pensé que era posible tener tantas emociones juntas. Participando en ellas pierdes miedo y a pesar del riesgo real de una represión violenta sabes que tu obligación es participar.
 
Lastima la falta de moral del pueblo, ante la ineficiencia e irrespeto a las leyes seguro que TODOS seriamos de la oposición... ante la destrucción de las empresas privadas por parte del gobierno al final este será el único empleador y el pueblo acostumbrado por tantos años a comer de la mano del gobierno simplemente se hará mas dependiente....
 
Seguimos esperanzados aunque agotados....
 
Hoy fue un día triste, se llevaron a uno de los líderes de la oposición preso, mientras, sacan a  presos de las cárceles para amedrentar a la oposición, protegen grupos armados violentos y les dan mas armas de las que disponen los policías y su discurso de paz viene acompañado siempre de amenazas.
 
Seguimos sin encontrar leche, harina, aceite, harina de maíz, mantequilla, jabón de lavar ropa o platos, pasta dental, jabón, papel de baño, etc, etc. Tres horas o mas de cola cuando llega algo.
 
Precios increíbles....inflación del 56% el año pasado, devaluación continua de la moneda. Escasez de MEDICINAS, no hay reactivos para hacer exámenes de laboratorio, no hay radiografías, escasez de papel de periódico pero hay una clara diferencia en la cantidad de paginas de los periódicos de la oposición vs periódicos pro gobierno.
 
Sólo les pido que afuera difundan lo que estamos viviendo, que la gente se entere de la realidad, que nos manden noticias porque aquí nos bloquean el acceso a la información. Aun tenemos internet aunque lo quitan de vez en cuando, nos bloquean paginas y Twitter,  aun colgar links en Facebook nos esta ayudando pues es la única forma de acceder a ciertas paginas.
 
Constantemente tienen que cambiar los links porque en cuando los descubren los bloquean. Por primera vez en años me meto en Facebook para intentar informarme,....ojála fuese por otro motivo
 
Un abrazo a todos, Paola"

Wikio