Entradas

Mostrando entradas de 2008

Homófobo y católico

Imagen
Mi mujer y yo estuvimos en proceso de adopción. Fue hace 7 años, antes de que naciera nuestra pequeña. Tomamos la decisión de iniciar una paternidad adoptiva, en paralelo con el deseo, la voluntad y la obligación moral, como católicos, de ser también padres biológicos. Fue en la comunidad de Madrid. El proceso fue largo, tedioso y lleno de contratiempos y dificultades. Obligó a exámenes psicológicos, a ruedas de una especie de terapia colectiva, a "desnudarse" moralmente ante una serie de profesionales, con la intención -según nos hicieron saber- de verificar nuestra capacidad de ofrecer al hijo adotivo, el entorno emocional y de seguridad que toda criatura requiere. Reconozco que entonces me sentí invadido hasta lo más profundo de mi ser, que yo, padre de tres hijas más entonces, y una pequeña después, no entendía que hubiera que capacitarse como padre adoptivo, cuando no había que hacerlo como padre biológico. Nadie expedía un carné de padre responsable y, de hecho, así no…

¿Dónde están ustedes? (o pecunia non olet)

Imagen
Sí, sí, usted, señor Rajoy, incluso doña Rosa Díez: ¿Dónde están ustedes? ¿Dónde, Cándido Méndez?, ¿y el disputado voto del Señor Cayo?, ¿Dónde carajo están el señor Fidalgo y los líderes socialistas decentes, si es que queda alguno que cumpla con las dos premisas: socialista y decente?
¿No se han enterado? ¿No saben lo que los nuevos y nuevas próceres y próceras patrios y patrias, los de la nueva esclavitud, los de las diversas leyes y leyos de igualdad están modificando la legislación vigente a golpe de calcetín? ¿No saben que además nos están tomando el pelo a todos, a ver si, como somos idiotas, no hay nadie que se de cuenta y aguantan el tirón un par de añitos más?
Sí , hombre sí. ¡Que nos están robando, señores, que nos están robando! Claro que a lo mejor es porque creen ustedes que se trata de medidas sociales para compensar el gran atraco, el gran desfalco, la gran ruina nacional de financiar – en opaco, como todo lo que hacen – a la gran banca y – sobre todo – a las nacioanalis…

¡Fuego, movimiento y choque! ¡In-fan-te-rí-a!

Imagen
Hubo un tiempo en que la Inmaculada Concepción, la Reina entre las reinas, la Señora entre las señoras, la Madre entre las madres, era el día en que se celebraba el día de la madre. No le debió venir bien a El Corte Inglés, que es el que planifica los calendarios de festejos, quizá por la acumulación de fiestas consecutivas con derecho a regalo y la fiesta se trasladó al primer domingo de mayo – el mes de las flores, eso sí – aunque nunca he sabido muy bien por qué, excepto para regular un poco mejor las tendencias comerciales de los españolitos y repartir durante todo el año el afán de consumo que tanto – no obstante – va a sufrir este año con lo de haber tenido que cerrar el cinturón hasta el último agujero.
Hubo un tiempo en que la Purísima se celebraba por todo lo alto pues, no en vano, era la Virgen Madre la elegida por la Infantería Española para convertirla en su patrona. Claro que en aquellos tiempos y en otros que no son hoy, todo tenía sentido, pues eran las madres las que e…

Ramírez y sus inclinaciones

Imagen
Desde hace un par de años soy motero. Urbano, pero motero. Los de las motos rápidas y estilizadas, los de las "turing", los de las de "trial", los de las "custom" y todos los demás se ríen de nosotros, nos señalan con el dedo, dicen que nuestras motos son automáticas y que... ¡vamos que no son motos! Somos los de las "maxi-scooters". Pero yo sólo le encuentro ventajas. Cierto es que soporto las inclemencias del tiempo y empeoro en carrocería, pero he ganado tiempo, he mejorado mi humor y bajado mis costes. Pero lo más importante: con el casco puesto, ¡me ahorro las tertulias radiofónicas de esa panda de pedantes derechoides entre los que destacan Losantos y, cómo no, Ramírez y "nuestro periódico".

Ayer, sin embargo, el frío me pudo y decidí volver a casa, desde mi despacho - ya tarde - en coche, dejándo la moto en el garaje. El primer aviso no se hizo esperar: la desesperante tertulia de los economistas, con César Vidal, seguía tan cer…

¡Demócratas!

Imagen
Ya lo vaticiné en mis primeros artículos: No siempre podré acudir con puntualidad a la cita, porque no siempre dispongo del tiempo y la disposición de ánimo para escribir lo que me viene a la cabeza de una forma cabal y sosegada. Está la cosa muy malita – y peor que se va a poner todavía – y eso hace que los negocios y los asuntos personales acaparen toda la atención. Al fin y al cabo los días duran lo que duran y a las noches ya les robo lo bastante para sobrevivir la mañana siguiente.

Hubiera querido escribir en caliente sobre un montón de asuntos. Hubiera querido referirme a la bochornosa Sarkosilla – tal y como la denomina Losantos en un alarde de ingenio compatible con su repugnante liberalismo derechoide – y especialmente a la actuación del memo de la Moncloa en semejante escenario.

Hemos tenido que acudir a la cumbre del G-20’01 disfrazados; bajo la bandera europea y en el taburete que nos cedió el francés. ¿Para qué?, para continuar con la ceremonia de la imbecilidad pública y d…

Carta abierta a Gonzalo Sichar (SEPHA)

Imagen
Estimado Gonzalo:

Dirás que soy un despistado, pero hasta hoy, que lo he visto en la prensa, no he sabido cuál es tu intención para la presentación del libro “Morir en Paracuellos” de pasado mañana.

Te tengo por un hombre íntegro, libre, de principios y con el valor suficiente para tomar las decisiones que consideras justas especialmente en lo relativo a la libertad de expresión, a la capacidad de expresarse libremente por la palabra y a no ser perseguido por ello, sea quien sea el que utilice esa palabra. Y por ello has sufrido - y quizá en algún momento sigas sufriendo aún – dificultades en tu negocio, en relación con la distribución de tu joven y activa editorial.
Te lo he expresado en público y en privado cuantas veces he tenido oportunidad y si he tenido que presentarte a alguien o referirme a ti no me han faltado elogios hacia tu persona, máxime cuando eres, en lo político, más que antagónico con nosotros. He felicitado tu decisión política de participar del proyecto de Rosa Díez, …

La Hemeroteca de La Vanguardia

Imagen
Un buen amigo – de hecho mi compadre, pues soy padrino de su hijo menor – me ha hecho un curioso regalo hoy. Un periódico de tirada nacional ha tenido la buena idea de digitalizar todos sus fondos y crear una hemeroteca virtual, en la que se pueden consultar y reproducir los ejemplares del diario, publicados desde febrero de 1881. Me consta que otros periódicos están trabajando en ello y hay que felicitarse, pues disponer, de forma sencilla, de estas fuentes, agiliza las búsquedas de información y enriquece los estudios y ensayos. No cabe duda de que, como periódicos que son, estarán evidentemente influenciados por sus correspondientes líneas editoriales, pero con sesgo y todo, recuperar estas páginas de la historia de España, consultar opiniones de columnistas y analizar sus discursos o los acontecimientos más relevantes, dejará en evidencia a más de uno.
Sin ir más lejos, el regalo consistió en obsequiarme con la portada del diario del 30 de octubre de 1964; el día en que yo nací. Me…

En el Infanta Isabel

Quizá fue porque no hubo sentimentalismos, sino sentimientos y emociones; quizá porque no hubo protagonismos, sino protagonistas; porque no hubo falangismos, sino falangistas o porque no se pretendió enseñar a los demás, sino aprender de otros. Quizá porque “aquí no puede haber aplausos ni vivas para Fulano o para Mengano. Aquí nadie es nadie, sino una pieza, un soldado en esta obra nuestra y de España”. Lo cierto es que la noche pasada, en un pequeño teatro de la calle Barquillo, de Madrid, asistí a uno de los encuentros políticos más entrañables y hermosos de cuantos he vivido en los 44 años de vida que cumpliré mañana.
Hace 75 años, tres cuartos de siglo, un 29 de octubre de 1933, en el Teatro de la Comedia, se ponían los primeros cimientos del Nacional-Sindicalismo. Nacía la Falange, de la mano de García Valdecasas, Ruíz de Alda y José Antonio Primo de Rivera y se pronunciaba el conocido discurso de la fundación, que anoche tuvimos la oportunidad única e histórica de revivir, de sa…

Dos tardes de economía: la nueva esclavitud

Las dos tardes de economía que le iban a dar a Zapatero al principio de la primera legislatura se debieron quedar en nada. Es lógico: si a este presidente de coeficiente intelectual nulo le cuesta levantar las nalgas del asiento ante las enseñas de las naciones invitadas a nuestros desfiles, precisamente para conmemorar la hispanidad -por muy americanos que éstos sean - o si la cantante de opereta con la que convive le tiene prohibido dormir fuera de casa, aunque para ello haya que dar plantón a otros líderes europeos, parece razonable pensar que las clases de economía se las fumó del todo y así nos luce el pelo.
La consecuencia de los primeros ejemplos, unidos a alguna que otra chirigota más que “los primeros ministros se gastan entren sí”, según este mequetrefe, es que el mundo entero - el de los cuatro, el de los ocho, el de los veinte y el de los trescientos veinte mil, si los hubiere - se están desternillando de risa al ver como este “clown” se desgañita meneando la manita de mar…

Me declaro competente

Esto de pasarse 15 días por esos mundos de Dios tiene sus ventajas – no cabe duda – pero también sus inconvenientes. Entre las ventajas está la nada despreciable oportunidad de mirar más allá del ombligo propio, de comparar cómo son las cosas en otros lugares, en otras culturas, bajo otros credos y con éstas o aquellas formas de gobernarse. Cómo discurre la vida en países de cultura musulmana o hinduista; cómo se genera riqueza o pobreza en tales o cuales lugares y cómo la corrupción – esta sí, internacional, globalizada, estándar – traspasa todo credo para instalarse siempre en los mismos mecanismos de poder y ejercitarse siempre sobre los menos favorecidos. Sirve para ver cómo algunos pueblos, aún en tales circunstancias, son capaces de sonreír continuamente, de mostrar su cara amable y de compartir con el visitante algunos de sus momentos espontáneos más hermosos: sus canciones, sus bailoteos, sus desgarrados y vetustos instrumentos musicales dejando discurrir, por entre los minuto…

Toska y los animales sin alma

Solo quien ha tenido la fortuna de compartir su vida con uno de esos bichejos llamados "animales de compañía", o más extensamente, "domésticos", saben a que me refiero. Da igual que se trate de un enorme y tozudo caballo o de un diminuto perrito. Yo siempre he tenido perro. He vivido otras veces la pérdida del fiel compañero, del animal que si no está dotado de alma es porque cabe que el alma se eche a perder. Se me marchó Zar - zaruco, en casa - el enorme Dogo azul por el que mi hermano y yo éramos reconocidos a cualquier distancia en el barrio de nuestra infancia. La foto de su enorme cabeza, llena de bondad, de cariño, de amistad, de lealtad, con una medio sonrisa permanente que sólo nosotros sabíamos interpretar aún cuelga en la pared de casa, en memoria de todo lo que nos dio sin pedir jamás nada. Decidió irse cuando me encontraba asistiendo a mi hermano y a otros dos camaradas durante una de sus innumerables fugas, hace ya muchos años, en el corazón de los Mo…

El Diluvio Universal

Estaba yo preparando un artículo para ésta, mi humilde página bloguera, en la que el actor secundario iba a ser un amigo mío - emprendedor, el hombre, de los que se ganan la vida con su propio dinero, creando microempresas que dan trabajo y sustento a media docena de familias – y en el que el papel de protagonista se lo tenía reservado – no podía ser de otro modo – al superjuez de la farándula, a ese negligente juez que ostenta la titularidad de uno de los juzgados de instrucción de la Audiencia Nacional, cuando la actualidad ha caído sobre mi teclado como un chorro de agua helada, para darme noticias frescas de tan ilustre personaje.
Éste amigo mío fundó una empresita de fabricación de ordenadores que, básicamente, funciona importando componentes de todos los lugares posibles de oriente y alguno que otro de occidente, para montarlos aquí con marca propia. No les fue nada mal durante años, pero se le olvidó que la legislación española, incapaz de exigir al Estado el cumplimiento de su …

En defensa de nuestro idioma común

No deja de ser verdaderamente esperpéntico que, en un país cualquiera, las asociaciones cívicas, los partidos políticos de la oposición (¿?), los grupos de ciudadanos de diversa índole y, sobre todo, los padres, los alumnos, los comerciantes y los individuos en general tengan que convocar una manifestación en defensa de la lengua común que se habla en su territorio. En España el esperpento alcanza cotas inigualables cuando el idioma en peligro, a pesar de estar consagrado en la Carta Magna, no sólo es el hablado de forma habitual y natural por todos los españoles, sino que es el que hablan 400 millones de personas a las cuales se lo enseñamos nosotros, precisamente para poder entendernos. Pero en el Club de la Comedia al que ya me he referido en otra ocasión, todo es posible. Es más, todo obedece a un plan preestablecido de destrucción de valores, por parte de quienes gobiernan, no con el objeto de enseñar esta o aquella lengua, este o aquel idioma, en lugar del común - que ocurre, pe…

Pánico escénico

Bien, pues ha llegado el momento. Lo fácil ha sido, como ya dije, crear el espacio, diseñar la página y "subir" algunas imágenes que den razón de lo que la misma contendrá. Lo dificil empieza ahora, cuando te enfrentas al espacio en blanco, a la ventanita donde se crean los nuevos textos y esperas que afloren las ideas. Imagino esa sensación del folio en blanco de los escritores en general y de los novelistas en particular. Sí, porque son estos los que han de aportar, además de un saber hacer, una historia propia, probablemente irreal, pero con principio, desarrollo y desenlace. Debe ser eso que los actores de treatro denominan pánico escénico. Los columnistas y los periodistas, al fin y al cabo sólo tienen que mirar alrededor y comentar lo que encuentran. Y he de decir que en tales circunstancias, es muy facil escribir. Y si no presten atención a los periódicos. Sí, a cualquiera de ellos. ¡Ah, perdón! Que tengo que especificar también la edición, claro, pues esta noche pasa…

De natural comunicativo...

Parece que hoy, si no tienes un blog por lo menos, no eres nadie. No es que comparta la idea, pero como soy de natural comunicativo, opino sobre todo lo que se me pone al alcance, hablar y escribir son dos de mis habilidades y aficiones favoritas, soy polémico y polemista por naturaleza y la tecnología e internet han hecho que construir un blog sea extremadamente sencillo, ¿por qué voy a renunciar a iniciar uno y, de paso, evito eso de que, en opinión de algunos, si no tienes un blog no eres nadie? No dispongo de mucho tiempo, así que no puedo ofrecer una periodicidad exacta y rigurosa. Son muchos temas los que me apasionan y sobre los que me siento obligado a opinar, a reflexionar y a expresarme en voz alta, por lo tanto tampoco será esto un blog monotemático, en el que se puedan encontrar opiniones fijas sobre determinados temas concretos. Todo lo contrario. Un día será lo oido en una emisora de radio, otro lo comentado por este o aquel político en el periódico o en televisión, al si…