viernes, 26 de marzo de 2010

Editorial de LGE al programa 37: Crisis de valores y educación temprana

Cada mañana, desde hace un par de años, nos desayunamos los periódicos y programas de radio y televisión con una misma noticia: estamos atravesando la peor crisis de la historia.

Y es cierto. Pero – con ser terrible – nosotros al menos no nos referimos a la crisis económica. Nos referimos a una mucho más salvaje, premeditada, buscada con ahínco por los enemigos de España y la Civilización Occidental; orquestada desde todos los frentes simultáneamente y creada para que perdure generación tras generación. Nosotros nos referimos a la crisis de valores.


Las generaciones actuales observan con desinterés cómo la profesión más lucrativa del mundo y la que menos problemas conlleva es la de político. Observa curioso, cómo se exige al español de a pié que apechugue con nuevos impuestos, con recortes en sus prestaciones sociales, con períodos más largos de trabajo... mientras cuenta por millones las estafas, los abusos, las corrupciones de todo signo, especialmente las ligadas al urbanismo, los requisitos para que un ministro se jubile con el 100% de su remuneración.


Mira con curiosidad cómo los presupuestos del estado se dedican incansables a abrir tumbas, a buscar cadáveres a reescribir la historia, a borrar los signos y los vestigios de cualquier pasado heroico, nacional y unitario.


Observan cómo en Andalucía e impone el árabe como segundo idioma, para garantizar la integración – dicen - mientras los docentes amenazan con la huelga por la nueva ley de educación andaluza que convierte en comisarios políticos a los directores de colegio.


Aprenden a marchas forzadas a chapurrear otros idiomas regionales, no por amor a lo propio, sino porque lo contrario cuesta multas, persecución, desempleo, falta de oportunidades...


Quedan atrapados en enormes nevadas porque los servicios meteorológicos nacionales (los de la nación y los de la nacionalidad) ofrecen datos contradictorios, fruto, naturalmente de la inquina que el estado opresor central tiene hacia las “naciones periféricas” obsequiándolas con todos los males deseables y tratando de atribuir nevadas imperiales a zonas donde lo lógico son las nevadas nacionalistas.


Ignoran dónde nacen los ríos, que regiones atraviesan, cuales son las razones porque las que gallegos, colombianos y catalanes hablamos el mismo idioma y rezamos al mismo Dios.
Creen que los Almogávares son una fuerza mercenaria catalana a las órdenes de imperios vecinos, y que existió alguna vez un reino catalano-aragonés, unos paísos catalans, una Euskadi del norte y otra del sur, una rebelión catalana contra España...


Creen que la Cruz que alumbró nuestra civilización es un invento opresor de Franco, que las parejas naturales se constituyen por cualquier cosa menos por hombres y mujeres.
Necesitan un “mapa de excitación del clítoris” y saben que “el placer está en sus manos” cuando acuden a los seminarios de masturbación juvenil subvencionados por la administración.


Y lo hacen, aunque saben que pueden abortar – asesinar a sus hijos - desde los 16 años sin pedir permiso a nadie y como método anticonceptivo legal.


Se lo enseñan en Educación para la Ciudadanía, que ha sustituido toda formación en valores por la formación en la muerte, la destrucción, la corrupción. Elevan a valores supremos la tolerancia y la democracia y eluden, destruyen, aplastan otros como Bien, Verdad y Justicia.


Y por supuesto nada saben del Cid, de los Reyes Católicos, del 2 de mayo - que es una cosa de la nación madrileña que a nadie interesa – de Don Pelayo, del Santuario de la Virgen de Covadonga, de Guadalete, del descubrimiento y evangelización de América.


Sencillamente porque no se lo han enseñado. Porque se lo ocultan, porque patriotismo, valor, heroísmo, compromiso, ciencia, literatura, pensamiento, trabajo son palabras que han sido borradas de sus lenguajes hedonistas donde sólo importa cada uno de nosotros. Donde el bien personal está por encima del de la comunidad. Donde la misma palabra comunidad se restringe al terruño donde uno nace o que a uno le acoge.


Pero como en Covadonga, algunos resistimos. Algunos creemos que ni está todo perdido ni se lo vamos a poner fácil. En este programa no nos resignamos a morir. No sin luchar. Lo van a ver y oír nuestros oyentes. Porque hay quienes con sencillez, con amor, con cariño, con la pasión de quienes aman lo propio por lo que significa en el mundo, han levantado barricadas y blocaos y están dispuestos a contar la verdad. Y en esta casa, estarán los altavoces para ello. Nuestros invitados de hoy tienen la palabra. Acomódense y escúchennos.


6 comentarios:

Soldado Vikingo dijo...

Los jovenes españoles actuales son así, es la verdad y no hay que ocultarlo, pero existe una minoría que nos resistimos a ser tan incultos y perritos del Sistema como el resto.
Y todo el que quiera ver mi opinión sobre el sistema educativo español no tiene mas que visitar Una, Grande y Libre.
Un saludo, ¡Arriba España!.

Tiburzio dijo...

Hace poco que estoy leyendo de rebote estos editoriales. No me encuadro dentro del grupo ideológico falangista,patriótico, etc, sin embargo debo de reconocer que estas líneas aportan una nueva visión histórica, una profundidad de caracter y una originalidad nada usual, al margen del toque poético y romántico con que suelen ser aliñados. No me queda menos que, desde mi sinceridad, felicitarle, don Martín por saber conjugar la pluma y la espada con tan quijotesca forma. Un saludo admirado

Martín Ynestrillas dijo...

Gracias Tiburzio, por tus letras. (Te hablo de tú, con tu permiso y te ruego que hagas lo mismo en el futuro). Reconforta que, desde otras ópticas, se aprecien determinados aspectos de lo que uno hace. Un saludo cordial.

Anónimo dijo...

Bueno, bueno,
el señor falangista y su catecismo metodico y rutinario, tan poco original en sus planteamientos que, postee donde postee, jamas sale de lo mismo, del copia y pega, y de la leccion aprendida a base de memorizar.
Dejenme que les aporte algunas cifras:
En 1977, Elecciones Generales en las que mejores resultados obtuvieron, Falange Autentica (FJONSA) obtuvo 46.548 votos al Congreso, lo que supuso el 0,25% de los votos válidos; FJONS, 25.017 votos, el 0,14% y Falange Independiente (FEI) 855 votos. Falange Española de las JONS, única que se presentó en todo el territorio nacional a las Elecciones Generales de marzo de 2008, obtuvo 14.023 votos, el 0,05% de los votos útiles.
Como bien se puede apreciar, es una formacion que apenas tiene una minima relevancia.

http://jmsanchezgonzalez.blogspot.com/

Martín Ynestrillas dijo...

Ya... Y eso... cambia por lo visto el contenido del artículo. Lo hace menos válido. Anónimo, no te despistes nunca con estas cosas que te han contado de los votos y las cifras. La República vino de pasarse los resultados por el forro y los apenas pocos miles de falangistas previos al Alzamiento ganaron la Guerra... A todos les importaba poco si el sistema electoral estaba pensado para darte la razón a ti, o para creerte que la tienes. Me alegra, entodo caso, que escriba donde escriba, tú me sigas religiosamente por aburrido que te parezca. Al final aprenderás algo más que a contar votos.

Soldado Vikingo dijo...

No hagas caso al tipo este, ha escrito el mismo comentario en varios blogs, incluyendo el mio.