viernes, 12 de abril de 2013

Entrevista en Sierra Norte Digital, de reciente aparición

Más de un año después de mi última entrada, regreso a mi abandonado blog para publicar la entrevista que la redacción de Sierra Norte Digital acaba de realizarme y ha publicado en sus páginas, en  las cuales colaboraré periódicamente.
 
Mis acontecimientos personales y profesionales me han tenido alejado de esta bendita costumbre de escribir lo que pienso, y de aportar mis opiniones, así como de la mayoría de mis actividades de orden político, desde que, con el cansancio propio de quien ha trabajado duro, en un duro proyecto como fue el programa "La Gran Esperanza", buscara y dedicara tiempo para ocuparme de todo lo que había dejado medio abandonado a mi espalda, y de lo cual depende nada menos que mi sustento económico y moral y el de toda mi familia: mi familia, mi trabajo y mis negocios, que son además el medio de supervivencia de un nutrido grupo de familias que pelean la misma guerra que yo, abordo del mismo barco empresarial.
 
Quiero disculparme pues, por mi obligada ausencia, al tiempo que anuncio el compromiso adquirido con el digital citado. Espero, poco a poco, retomar otros frentes, pero he de decir que las cosas no han cambiado mucho en la última etapa sino a peor y que mis obligaciones siguen tirando de mi limitado tiempo con contundencia. Aún así, ¡Vamos a intentarlo!
 
Os dejo pues, el texto publicado ya en Sierra Norte Digital, que por cierto, ha tenido una notable acogida desde lugares distintos, políticamente antagónicos.
 
Gracias por seguir ahí, pese a todo.
 
"Entrevistamos a otro de nuestros COLABORADORES SEMANALES: MARTÍN YNESTRILLAS:
25 años en el mundo de la tecnología, primero en el área del desarrollo, después en el de las ventas y por último en el de la gestión en todas sus áreas (general, marketing, financiera, RR.HH. etc.)

Trabajó, durante más de 20 años, vinculado a empresas líderes en su sector, tanto multinacionales (Andersen Consulting, Banco de Santander), como nacionales, cofundando Infogroup Sistemas. En paralelo presidió la Comisión de Formación, Calidad y Ética de ADETI, la asociación del sector de la distribución de TI, habiendo sido el autor de su decálogo. Asimismo, formó parte de los promotores y patronos de Funcadit, la Fundación para la calidad de la Distribución.

Durante 2010, presidió la Comisión de Centros de Formación Acreditados de Microsoft en la Asociación Internacional (IAMCP).

Tras ocupar los tres años anteriores en la dirección general de Megatraining y Klave Professional Services, el 7 de julio de 2010 adquirió todos sus activos, desvinculándose definitivamente de Infogroup Sistemas.

En septiembre de 2010 alcanzó un acuerdo con la multinacional Sellcom Solutions, con la que fusionó las dos compañías anteriores e inició un nuevo proyecto profesional, como Consejero Delegado y Director General de SellcomGroup España, desde el que está tratando de consolidar una compañía de referencia en las soluciones y servicios en Tecnologías de la Información.

Socialmente activo en temas de responsabilidad social y solidaridad, es miembro del Banco de Solidaridad y Alimentos de Villanueva de la Cañada, donante de sangre y colaborador de Casas de la Esperanza, Aldeas Infantiles, Fundación Adelias, CESAL y las iniciativas proyecto BIEN y CompromeTI2.

En su tiempo libre es submarinista empedernido, instructor avanzado de buceo y de emergencias del buceo por varias prestigiosas agencias, habiendo fundado su propia escuela, que dirige en la actualidad (Zona CERO Sub) y que es referencia en la Zona NOROESTE de Madrid.

Se define Católico en la Fe, falangista, en lo ético y social y madridista en lo trivial, que eso es lo que, al fin y al cabo, es el fútbol, con la que está cayendo.

- SND: Hola Martin:
- MY: Hola
-SND: ¿Por qué has decidido colaborar en el proyecto de Sierra Norte Digital?
- MY Hay varias razones. La primera es que me lo ha pedido uno de los promotores de la idea que me merece toda la confianza y eso hace que te sientas confortable desde el primer momento.
La segunda es que vivo en un municipio colindante y cercano a la Sierra Norte de Madrid y me siento comprometido con el entorno. La tercera es que siempre he creído en que el poder de la palabra escrita, que perdura en el tiempo más de los que muchos piensan, es el camino para llegar a explicar al mayor número de personas posible, cuáles son tus inquietudes, cuales tus preocupaciones, tus propuestas de solución, tus pensamientos acerca de tal o cual tema. Este medio, además, está creándose sin prejuicios previos y eso anima a cualquiera.

- SND: ¿Qué te parece la aparición de un medio nacional y dirigido a la comarca de la Sierra Norte?

- MY: Un medio digital es, por definición, un medio nacional e internacional, por extensión. Internet no tiene puertas y su alcance es tal que está a disposición de cualquiera que realice una simple búsqueda en un buscador, de manera que no tiene nada de particular su alcance inicial. Es su público objetivo - el de la Sierra Norte de Madrid - el que llama más la atención, pues si bien son varias las publicaciones en la zona, ninguna ha nacido con la propuesta de dar voz a quienes frecuentemente no la tienen o tenemos. En este sentido, es un soplo de aire fresco y una oportunidad para la libertad.

-SND: ¿tienes algún recuerdo personal que destacar de nuestra Comarca?

-MY: Vivo muy cerca de ella, en Villanueva de la Cañada, desde hace más de 20 años. Mi hija pequeña ha nacido ya aquí y es el lugar donde desarrollo mi vida personal y una parte también de mi vida profesional desde hace tiempo. De manera que me siento vinculado a la comarca aunque solo sea por cercanía. Pero quizá mi emoción más importante es que es aquí donde me he sentido más cerca en el ejercicio de la política activa. Aquí me he presentado a las elecciones por Villanueva de la Cañada, (zona noroeste) he recibido las críticas injustificadas y feroces directas del actual primer edil y también los apoyos directos de una parte significativa de mis convecinos, incluidos los de algunos que se encuentran vinculados tanto al partido del gobierno local, como los de algunas formaciones antagónicas. Y eso es porque en las zonas relativamente pequeñas lo que dices o lo que haces tiene trascendencia y eso añade un plus de autenticidad a la relación con los demás. Tanto en mi cercana zona como en la Sierra Norte, compartimos problemas.

-SND: Pasemos a temas generales ¿Ves salida a esta situación económica?

 -MY: ¡Claro que veo salida a la situación económica! ¡Qué remedio! Otra cosa sería estar convencido del suicidio como única opción y España no se caracteriza por ello, sino por todo lo contrario. Distinto es que la salida de esta situación, provocada tanto por la voracidad de un sistema caduco de imperio del capital, como único elemento de cohesión económica, como por la estupidez populista del socialismo de farándula, por cierto tan capitalista como el sistema liberal anteriormente citado, vayan a aportar solución alguna al actual marco. Ni la recuperación pasa por la eliminación del sistema de estabilidad que constituye el actual marco del Estado del Bienestar, como pretende la derecha a todo trance, mientras mantiene intactos tanto los privilegios propios como la estructura del Sistema, ni tampoco por el populismo barato de reparto de la miseria que propugna esta izquierda de pandereta que padecemos.
Todo se circunscribe, pues, a una vuelta a la política con mayúsculas; a la vuelta de los valores y los principios como basamento de toda la acción política. A la participación de los trabajadores en la búsqueda – y la obtención – del acceso a la propiedad de los bienes de producción.
Una crisis que se resuelve, de un lado, recortando por razones puramente económicas, abandonando a los más débiles a su suerte (siempre negra) y de otro, con la torpeza propia del que cree que el Estado es una fuente inagotable de recursos del que cabe esperar la atención y la compensación, por el mero hecho de existir, sin entregar nada a cambio, sin poner nada del lado de cada uno de nosotros, es una locura propia del sistema demo-liberal social-capitalista, es decir un chiste.

Ha llegado la hora de los emprendedores, de los que creemos en nuestro futuro y ponemos de nuestra parte, pero esperamos por parte de la sociedad y de los gobiernos, la madurez, la garantía y el trato razonable y justo a todos nuestros esfuerzos. Ni subsidiados endémicos, ni asalariados perpetuos, ni proletarios al servicio de un capital aún más feroz que el liberal, que no es otro que el del Estado.
Creo que con el esfuerzo personal de todos - con lo que de asunción de riesgo colectivo tiene la recreación de las nuevas clases medias - y la garantía del acceso a la propiedad del objeto de nuestro trabajo, tendremos mucho recorrido.

 Ha llegado la hora de acabar con la corrupción. Con la corrupción moral que ataca a una sociedad que ha dado, como subproducto, una corrupción política galopante. Siempre lo digo: no existe una escuela de corruptos donde entrenar a nuestros políticos para cuando acceden al trinque. Existe un poso, una estructura social carente de todo tipo de valores, que se ha corrompido por el efecto negativo del “todo pelotazo vale y sólo es necesario saber dónde dar y de cuánto es el nuestro” y un sistema que garantiza la impunidad del corrupto a todos los niveles, especialmente cuanto mayor es el nivel de la corrupción y más sólida la posición económica y social del corrupto.

 Saldremos sí, pero volteando esto como un guante antes de meterlo en la lavadora, para que no se estropee el exterior, pero permitiendo la limpieza en profundidad. Volteando el Sistema corrompido y caduco, por otro nuevo y de valores.

-SND:  ¿consideras que España, como Nación, está en peligro?

-MY: Indudablemente – no hay más que ver cada día un telediario, leer un periódico o escuchar una emisora, para darse cuenta de que nunca, como ahora, el desafío descomponedor de los tolerados independentistas de toda condición – es un peligro claro y cotidiano. Pero tiene su origen en la misma razón que la crisis de la pregunta anterior: en la falta de valores como principio regente de toda sociedad, con el añadido de la ignorancia de la historia, como elemento de coherencia y continuidad del proyecto común de un pueblo. Mientras la alterativa al desafío sea la búsqueda de paños calientes a través de discursitos de componenda, por ver con cuánto se conforma cada vez el independentismo, estamos perdidos a ritmo acelerado. Sólo una actitud absolutamente clara e intolerante, con la aplicación de cualquier medida lícita – que van más allá de las puramente legales incluso – garantizará el mantenimiento de nuestro perpetuo proyecto común: España.

Eso y la no menos decidida acción incansable de quienes, como españoles, hemos asumido la unidad nacional como compromiso personal y colectivo al que merece la pena entregarse en cuerpo y alma: porque si hay una evidencia clara es que la voracidad independentista es incansable y que la única razón por la que no han logrado ya la destrucción total es que, a lo largo de la historia, siempre hubo quien se calzó las alpargatas – virtuales o reales - en un momento dado. No creo que falte en esta ocasión, aunque la degradación moral y el hastío social son grandes ya.

-SND: ¿El Partido Popular termina la legislatura?
 
-MY: Es intrascendente. Con el Partido Popular o con el Partido Socialista, en una Europa de estructura tan liberal capitalista como la nuestra o más, el Sistema se sucede a sí mismo. No merece la pena engañase pensando que la caída de Rajoy – como antes la de Zapatero - contribuyen en sí mismas a cambio alguno. Es el Sistema el que requiere una revisión, no sus títeres.

 -SND: Dime algo bueno que haya hecho Rajoy. -Y algo bueno de Zapatero

- MY: Creo que ambos han hecho una única cosa buena: no se han suicidado y eso facilitará dos cosas: el juicio de la historia y quién sabe si también el de un tribunal en su día, por sus responsabilidades al frente del Gobierno de España, o mejor dicho, por su manifiesta irresponsabilidad. ¡Bueno, también les garantizará un juicio justo a las puertas del infierno… o del Cielo, que ya se sabe que el Señor es misericordioso…

-SND: Dale un consejo a nuestros lectores sobre qué tienen que ver a la hora de decidir su voto en las próximas elecciones:
-MY: Se desprende, en parte, de mis respuestas anteriores. Creo que lo importante es cambiar. Cambiar de verdad; cambiar de modelo, de canción, de estructura. Cambiar de sistema de valores, o reponer un sistema de valores donde no lo hay. Aquel que propugne una ruptura total con el actual modelo tendrá recorrido la mitad del camino, pero ¡cuidado con los “Pepito Grillo”! Es muy fácil ganar a río revuelto, simplemente alborotándolo todo y sin proponer nada. La gente está harta de lo convencional y es fácil llevarla por el camino del mero inconformismo, de la rebelión contra lo habitual.
A nosotros eso no nos basta: no proponemos un cambio radical basado en la mera destrucción de todo lo anterior, sino en la sustitución de un modelo caduco por uno cierto, poderoso, ético, moralmente aceptable y socialmente justo, un modelo que devuelva el poder al pueblo, pero sin demagogia autogestionaria de corte anarcoide – siempre falsa e inviable – sino de acceso real a los medios y a la responsabilidad y compromiso que ello conlleva. Lejos de hacer cada uno lo que dé la gana, sin más responsabilidad, es hacer cada uno lo que toca, con toda la responsabilidad individual y colectiva de preservar el bien común y el propio. A la vez.

La otra mitad del camino es, por tanto, el de la propuesta. Y esa propuesta existe hoy en varias formaciones que no tienen afinidad ideológica ente sí. Si además somos, ya como organización, - y en este caso me refiero a la mía, La Falange - capaces de articular nosotros mismos una opción válida conforme a esos parámetros, mejor todavía. Pero hoy lo importante es empezar a cambiar en la buena dirección y con el compromiso de todos. Descartadas, por tanto, las soluciones del Sistema. Es mi recomendación.

-SND: Píntanos el panorama que ves y no que deseas de España al final de la legislatura allá por 2016:

-MY: Es difícil. No me tengo por futurólogo ni por analista político. Todos los que hacen cábalas acerca de lo que ocurre allí donde no tienen acceso o información, o adelantan resultados, adolecen del mismo mal: que hablan como cotorras, una vez más sin responsabilidad alguna, y sin necesidad de acertar. Es más, justifican los errores de apreciación con frase propias que, casualmente también habían anticipado, aunque, por lo visto, no les habíamos entendido bien….

Ha ocurrido con el acierto inconmensurable en que prácticamente todos los papólogos han incurrido con la elección de Su Santidad, Francisco I. ¡Todos han acertado con frases tales como, “no cabe duda de que este Papa ya estaba elegido desde el Cónclave anterior y no podía ser otro”!
 
Lo cierto es que nadie tuvo ni idea, pero siguen adelantando conversaciones supuestas que han sido definitivas. Yo no quiero caer en el mismo error porque la política es muy compleja y España más, pero sí me veo capaz de decir lo que sí me gustaría que ocurriese, pese a que no hay grandes posibilidades de que ocurra:
 
Me gustaría una España unida, en su diversidad, sin que ello suponga ni aprovechamiento de unos pocos – o muchos -, mediante el chantaje y la tensión permanentes, ni fórmulas envolventes para lograr la cuadratura del círculo. Las cosas son siempre más sencillas. Una España en la que hablar un idioma común sea un derecho respetado y respetable, donde nacer sea un derecho inherente al que nace y no a quien te lo puede impedir. Donde las cosas sean justas por definición y sólo haya que corregir las diversas interpretaciones y no al revés. Donde lo normal sea ser decente y sólo se corrompan unos pocos, entre el repudio generalizado de la población, a todos los niveles (de corrupción). Donde se trabaje en paz, como fruto del esfuerzo personal, y donde estén garantizados el derecho – y casi la obligación - al acceso a la propiedad de los bienes de producción; donde el trabajo no se compre con dinero; donde el trabajador no suponga que el emprendedor es un canalla por definición y donde obtenga mayor reconocimiento quien más compromiso demuestre conforme a sus capacidades. Donde la igualdad sea sustituida por la justicia. Donde el Estado no invada la iniciativa privada, anulando su competencia, pero donde ese mismo Estado no abdique de su obligación de garantizar los servicios esenciales: educación, sanidad, transporte público y colectivo, correo, fuentes energéticas, crédito, etc. Donde comprar coches privados no esté subvencionado por planes estatales para beneficio de empresas multinacionales - casi siempre extranjeras - mientras el tren a Bollullos del Condado se cancela porque no tiene pasajeros suficientes. Una España donde robar, aunque sea de guante blanco, o especular con el producto del esfuerzo colectivo sea delito, como también lo sea asesinar, ya sea a tiros o desde los ayuntamientos, ya sea inocentes criaturas que aún no han sonreído por primera vez. Y donde el lenguaje llame al pan, pan y al vino, vino, cueste lo que cueste y sin eufemismos. Donde acaparar comisiones, prebendas, consejos, consejitos y consejetes, pensiones vitalicias, remuneraciones abusivas para los menos, a costa de los intereses de los más, evadir capitales o tributos sea perseguido y castigado. Donde la corrupción inhabilite para los restos.

Una España, en definitiva, donde las condiciones para que todos tengamos trabajo y autoempleo sean las definitivas para que no haya ni parados ni tampoco “quietos”. Donde la frase “ahora voy a vivir una temporadita del paro” sea desterrada del vocabulario colectivo, como también lo sea que la solución pasa por enviar a nuestros mejores profesionales a trabajar fuera de España.

Una España, finalmente, fruto de un esfuerzo colectivo, de una conciencia común, de un proyecto verdaderamente democrático – no asambleario – propio de todos los españoles, con altas cotas de eficacia, ética y moral. Donde ser español sea de nuevo un orgullo, más allá de la Selección Española de Fútbol, que también.

 Pero me temo que no será esto lo que tengamos en 2016. Sospecho.

-SND: ....Muchas gracias Martin
 
*Fotos tomadas por Fernando Martínez en la reciente presentación, en Madrid, del libro, "Si te dicen que caí", de Álvaro Romero, del que Martín Ynestrillas es prologuista.

Wikio

No hay comentarios: