El cambio de paradigma.: Observación, Conservación, Compromiso y Solidaridad, elementos de un nuevo sistema de valores transversal.

Editorial al programa Somos Libro, de 22 de enero de 2019. Analizamos Mundos de Hielo. Los Habitats más fríos del planeta

Cuando aún no hemos cerrado el primer mes del recién estrenado año y hacemos recuento de las cosas que sucedieron durante el pasado, descubrimos con una mueca, mezcla de satisfacción y preocupación, que la palabra elegida para engrosar la lista de la más repetida durante el año 2018 en los medios de comunicación ha sido microplástico, que por cierto no existe en el diccionario de nuestra lengua.

Satisfacción, por un lado, porque hayamos podido eludir, a la postre, la densa cortina, la espesa capa, el cargado ambiente social de crispaciones que vivimos en España en los últimos tiempos, con un montón de temas que causan hastío, no porque no sean importantes, sino porque se usan permanentemente como armas arrojadizas de unos contra otros y hayamos podido incorporar otra sobre la que el consenso, al menos teórico, es general.

Satisfacción porque entre toda la maraña de palabros repetidos hasta la saciedad, se ha abierto paso uno que denota un cambio de paradigma en la sociedad: microplástico.

Y preocupación, sin embargo, porque ello no es consecuencia de haberlo eliminado o de haber descubierto un nuevo fenómeno para su estudio, sino porque ese palabro se ha colado en nuestras vidas por todas las puertas y ventanas que le hemos dejado abiertas, nos guste o no.

El microplástico es la consecuencia perversa de un mundo que consume desaforadamente recursos, al tiempo que inventa materiales duraderos que luego no somos capaces de eliminar adecuadamente y que terminan apareciendo en nuestra alimentación, en nuestra agua, en nuestras vidas.

Arturo de Frías, el autor

Pero prefiero quedarme con la parte satisfactoria, es decir, con el hecho de que se ha tomado conciencia – o al menos los medios han hecho uso profuso de la palabra para generar conciencia- de la existencia de un problema real que requiere de soluciones reales e inmediatas.

El paradigma al que hacía referencia hace un rato es claro: la conservación, la preocupación por el medioambiente, la sostenibilidad y en general el ecologismo, el naturalismo y el respeto por lo que nos rodea se han convertido en argumentos transversales: ya no cuelgan de viejas fórmulas políticas de izquierdas o derechas, conservadores o progresistas, sino de preocupaciones sociales totalmente horizontales que involucran a individuos y colectivos de toda extracción social e ideológica.

Pero ¿qué ha pasado para que esto suceda? En la humilde opinión de este editorialista, lo que ha pasado es que han irrumpido en la escena generaciones nuevas – no sólo jóvenes sino, de hecho, de lo que llamaríamos con alto grado de consenso, mediana edad – que por su formación, sus posiciones profesionales garantizadas por una cierta capacidad e independencia económicas y sobre todo sus aficiones relacionadas, en buena medida, con la observación de la naturaleza y la práctica de deportes al aire libre, tienen capacidad no solo para observar el mundo de otra manera, sino la oportunidad para discutir y aprender sobre ello y la voluntad de cambiar las cosas o participar, al menos, en los necesarios procesos de cambio.

Marina González Contreras.- Biólogo
Han surgido de la observación y el disfrute, el compromiso y la solidaridad. Y no solo en términos de conservación sino de compromiso con la sociedad en sus diversas facetas.

No menos importante que el cambio radical y paulatino observado en nuestra sociedad actual respecto del medio ambiente, es el que se observa respecto a la protección de la infancia o a la lucha contra enfermedades como el cáncer, que despiertan además oleadas de cariño inmensas para quienes tienen la desgracia de padecerlas y la fortaleza, la dignidad y el espíritu de enfrentarse a ellas con una valentía que asombra a quienes lo vemos.

España está a la cabeza del mundo en donaciones de órganos y bancos de sangre y su modelo es copiado en otros lugares del mundo; No hay español medio que, involucrando, además, a las generaciones siguientes, no participe en alguna iniciativa de recogidas y Bancos de Alimentos y, en general, se fomenta en el ámbito familiar, la solidaridad con los demás. Es algo de lo que podemos y debemos sentirnos orgullosos.

Y observamos que conservación, medio ambiente, compromiso social y solidaridad van de la mano con frecuencia. Que Naturaleza y Sociedad han vuelto al centro de nuestras preocupaciones reales, al margen de las sonoras incertidumbres y batallas políticas de cada día. Y que cada vez más nos sentimos obligados, de un modo u otro, a participar de esas iniciativas.

Gádor Muntaner.- Oceanólogo
¿Quién hubiera podido decir, hace a penas nada, que la cadena de alimentación Lidl o la hotelera Iberostar anunciarían a bombo y platillo su lucha contra el denominado plástico de un solo uso, y la eliminación del sobrenvasado plástico? Hoy, esas iniciativas son tan importantes que, sin ellas no sería fácil avanzar en ese terreno, pues tienen la fuerza y el impacto necesarios para forzar cambios de conducta empresarial que los individuos no tenemos de forma tan clara.

Pero no nos equivoquemos. Tras esas conductas y decisiones empresariales hay decisiones y compromisos individuales que las impulsan. Que además tengan que ser sostenibles económicamente en los modelos de negocio de esas empresas no solo no aminora un ápice su valor, sino que lo incrementa. Y que esas compañías confíen en que sus actos movilicen a los consumidores a su favor no solo es lícito: es imprescindible para el éxito y la durabilidad de esos compromisos.

Los paradigmas cambian y con ellos se modifican nuestras conductas y sistemas de creencias. Y esos mismos impulsores individuales que involucran a sus propias empresas en iniciativas de valor, son los que también actúan de manera individual en sus propias vidas, contribuyendo así a cerrar el círculo.

Antonio Márquez. Red de Vigilantes Marinos
En el programa de hoy vamos a poder dar buena cuenta de ello. Nuestro autor invitado ha publicado cuatro libros. El último, en diciembre pasado. Son parcos en textos y palabras porque, como anunciamos al principio, hoy rompemos moldes. Hoy nuestro autor no es un escritor ni sus libros son ensayos. Hoy nuestro autor es un fotógrafo de naturaleza que ha puesto el foco en dos grandes ejes y sus libros, de gran formato, son libros fotográficos, verdaderos compendios de observación, proximidad, paciencia, técnica y captura de imágenes apasionantes.

Mundos de Hielo, se llama el último, y como los otros tres volúmenes anteriores tienen varias misiones que cumplir. La más importante, en mi opinión, la decidió su autor ya desde el primer volumen publicado: la protección de la infancia. Por ello el 100% de la recaudación de estos libros se destina a una única entidad: Aldeas Infantiles.

Pero su autor ha incorporado a todas sus publicaciones, aún otra declaración de intenciones de calado: Un mensaje en sus vídeos divulgativos en Youtube y libros en favor de la eliminación del sobrenvasado y los plásticos de un solo uso, cerrando así el círculo virtuoso al que venimos refiriéndonos: Naturaleza, Observación, Aire Libre, Afición, Conservación, Compromiso y Solidaridad.

Y no es el único, como enseguida vamos a tener oportunidad de conocer cuando presentemos a nuestros invitados. Fundación Vencer el Cáncer, Asociación Vertidos Cero, Marnoba, Red de Vigilantes Marinos son algunos de esos proyectos de compromiso, conservación y solidaridad que han calado en ese paradigma social y que van a darnos pie, en nuestra tertulia de hoy, a charlar acerca tanto del estado de la cuestión, como de las motivaciones que empujan a los voluntarios.

Estíbaliz López-Samaniego. Doctora Química
Pero antes aprovechemos esta novedad y viajemos. Viajemos libres por los rincones más lejanos de la geografía mundial. Enamorémonos de la fauna y la naturaleza salvajes; saltemos de un lugar a otro con la fuerza de las imágenes y la de la imaginación. Cerremos los ojos e imaginemos estar allí, en todos esos lugares maravillosos a los que nos conduce, con su cámara, nuestro invitado de hoy.

Les habla Martín Ynestrillas y esto es Somos Libro



Participan:

Arturo de Frías (Fotógrafo de naturaleza, autor de Mundos de Hielo)
  • Licenciado en Icade
  • Director de una importante entidad bancaria española y Miembro de su grupo de estrategia
  • Fotógrafo de naturaleza y buceador
Marina González Contreras (Vertidos Cero/Fundación Vencer el Cáncer):
  • Licenciada en ciencias Biológicas y Diplomada en Gestión y Tratamiento de Residuos Sólidos
  • Directora de Proyectos, Empresas y Eventos de Vencer el Cáncer (VEC).
  • Directora de estrategia de marca de Guitarras Contreras
  • Responsable de comunicación y formación de Vertidos Cero
  • Fundadora y directora de una Galería de Arte online, que lleva su nombre…
Gádor Muntaner López (Pelagios Kakunjá)
  • Oceanólogo/Licenciada en Ciencias del Mar por la Universidad de las Palmas, tras abandonar sus estudios de farmacia
  • Buceadora desde los 16 años, se convirtió en instructora a los 22
  • En 2016 se trasladó a México para realizar su tesis de licenciatura estudiando tiburones y desde entonces forma parte de Pelagios Kakunjá. Su proyecto de investigación se enfocó en los patrones de movimiento del tiburón punta plateada (Carcharhinus albimarginatus) en el Archipiélago de Revillagigedo, en aguas del Pacífico, frente a la Baja California.
  • Actualmente cursa un master en CICIMAR, estudiando contaminantes orgánicos en tejidos de tiburón blanco (Carcharodon carcharias) y elefantes marinos, en Isla Guadalupe, también en el Pacífico Mejicano
  • Es embajadora de Aqualung
Antonio Márquez (Red de Vigilantes Marinos) 
  • Estudió Cinematografía Submarina en la Escuela Internacional de Cine y Televisión EICTV
  • Coordinador de Proyectos de la Red de Vigilantes Marinos
  • Presidente en Oceánidas
  • Operador de Cámara en Ulkolinja
  • Productor ejecutivo en Azul Media
  • Trabajó en Canal Sur Radio y Televisión
  • Trabajó como Miembro en Asociación de Periodistas de Información Ambiental
Estíbaliz López-Samaniego (Vertidos Cero/AEBAM)


  • Doctora en Ciencias Químicas
  • Vocal de investigación en la Asociación Española de Basuras Marinas (AEBAM)
  • Directora de proyectos en Asociación Vertidos CERO
  • Miembro del equipo de coordinación del Máster en Gestión y Tratamiento de Residuos de la Univ. Autónoma de Madrid.
  • 20 años en investigación medioambiental centrada en la detección de vertidos sólidos y líquidos al medio, análisis de su impacto y diseño de posibles soluciones.
  • Coordinadora de diferentes proyectos relacionados con los vertidos y el abandono de residuos (basuras marinas, littering terrestre, seguimiento de cuencas hidrográficas…); desarrollo de metodologías de caracterización, análisis de datos y reintroducción de los materiales recuperados en el ciclo productivo (Economía Circular).
Enlaces de interés:

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cinco rosas rojas

Manifestarse o no manifestarse, he ahí el dilema