lunes, 14 de marzo de 2011

De la discrepancia, la investigación, la verdad y la prisión

LIBERTAD PEDRO VARELA



Continúa la situación de prisión de Pedro Varela, a quien parece que, de momento, no le han impedido escribir desde su mazmorra sus famosas cartas y, por lo tanto, continúa nuestro compromiso con su causa. Con la de la libertad de expresión, la de pensamiento, la de la libre expresión de ideas, la de difusión de las mismas. Con la de discrepar, discutir, investigar y cuestionar; con la Libertad, en definitiva, en mayúsculas. Desde la distancia ideológica que alguna vez ya hemos señalado – profunda a veces – pero desde el convencimiento de que nadie puede decidir por nosotros aquello que queremos publicar y pensar, aquello de lo que desconfiamos, y queremos investigar, aquello de lo que queremos tener nuestra propia opinión exigimos pues, nuevamente, la libertad inmediata de Pedro Varela y el archivo de las causas seguidas contra Oscar, Carlos, Ramón y Juan Antonio.

EDITORIAL AL PROGRAMA nº 55

Y precisamente en virtud de este derecho, y el del respeto debido a las víctimas, a su memoria, a su dignidad y a la Justicia que para todos esperamos es por lo que aprovechamos esta fecha - la del aniversario de los criminales atentados del 11 de marzo de 2004 – para exigir también, con la mayoría de las víctimas, la verdad sobre aquel atentado.

Sobre la mayoría de las víctimas, porque una de ellas - Pilar Manjón - tristemente se da por satisfecha con lo que sabe, o dice saber, hasta el momento, con la condena al culpable, en singlar, y con el cierre en falso del sumario más falso de la historia del terrorismo. Es una víctima, y para ella todo nuestro reconocimiento en su condición de tal y todo nuestro respeto para su dolor y para sus intenciones.

Pero si decíamos en ocasiones pasadas que nacer hijo de reyes no le convierte a uno en un buen rey – mucho menos en un buen gobernante, perdón, reinante – si sabemos que haber sido antifranquista no le convierte a uno ni en luchador por la libertad, ni en demócrata ni en nada parecido - han dicho recientemente Moa o Leguina, por ejemplo – difícilmente ser víctima o familiar de víctima, convierte a nadie en buena persona per se, ni dota de sabiduría el luctuoso hecho.

Algunos, por tanto, nos permitimos dudar y cuestionar – otra vez dudar y cuestionar; quizá nos cueste también la cárcel – la verdad oficial, y entender mejor a Gabriel Moris que a Pilar Manjón. Algunos creemos que el duelo correcto termina con la verdad absoluta y que ello requiere investigación, interés y paz para los muertos. ¿No es esa la base, el supuesto fundamento jurídico de la sectaria “Ley de Memoria Histórica”.?

¿No es razonable, ahora que se pretenden abrir tumbas y osarios – de un lado, me refiero - que se quiere dignificar a los muertos de nuestra contienda con una pala y una excavadora, que hay jueces que pretender enjuiciar a Dios como autor material y a Noé como responsable subsidiario del Diluvio Universal, poder, simplemente investigar hasta el final, quienes y por qué nos causaron tanto daño, qué motivaciones políticas había tras ello y quiénes lo permitieron por acción u omisión?

Como víctima “plata” – 25 años de experiencia ya en olvidos, injurias, defecciones, traiciones y mentiras institucionales – comprendo perfectamente que hoy hubiera que volcarse con las víctimas - incluida la víctima no-nata, para la que el abogado De Pablos consiguió su reconocimiento – para no caer en el doble castigo al que las de ETA y otros asesinos marxistas fueron – son – sometidos aún hoy en muchos casos: el del olvido.

Pero como víctima colectiva, es decir como víctima antes, durante y después de serlo también víctima individual y directa, entiendo mucho mejor la lucha y reivindicación - mes a mes, cada día 11, en Alcalá de Henares – de quien exige, todo el tiempo, no sólo el reconocimiento social sino la verdad, la dignidad, la memoria y la justicia.

Pero siguiendo con la memoria histérica, un buen amigo de esta casa y de nuestro programa, me refería el otro día un reportaje de Antena 3 sobre la portada del diario “Ya” del 7 de abril de 1974, hace ya treinta y siete años. En ella se recogían, en ejercicio de intercambio estilo “Regreso al futuro”, los titulares principales de aquella jornada que, no lo creerán, eran los siguientes: “Noticias confusas sobre un posible relevo del Coronel Gadafi”; Después seguía “Mañana entran en vigor los límites de velocidad para automóviles” por cierto, 130 en autopista y 110 en autovías; otros dos artículos se referían a la concienciación ciudadana sobre el ahorro de energía (“si usted puedo pagarla, España no puede”) y a la grave preocupación sobre la crisis: “Problemas en la economía española”; El Padre Loring decía ya entonces: “La riqueza hoy en el mundo está muy mal repartida” y el deporte y eurovisión no distaban mucho de lo que sucederá este fin de semana. Curioso, en aquella ocasión, ganaba Abba con su famosa canción “Waterloo”, cuyas primeras estrofas decían “el libro de historia en el estante, siempre está repitiéndose”.

Y se repite, ya lo creo que se repite. Si el pasado mes de noviembre en la Universidad de Barcelona podíamos leer frases de esta categoría intelectual: “los cristianos son como ratas, apunta bien”, durante las movilizaciones anticlericales que “jóvenes radicales progresistas” – nada de ultras en esta ocasión, aunque no habrá faltado quien los tilde de fascistas - llevaban a cabo, ayer conocíamos que setenta “demócratas” de la misma filiación – pero esta vez además homosexuales- invadían, en esta ocasión, la capilla del campus de Somosaguas de la Complutense de Madrid.

Si no fuera por internet, y por las fechas, hubiera creído que era un nuevo “Deja vue” como el del diario YA, en relación con la habitual persecución obsesiva del catolicismo, por parte de la “progresía”.

No conviene equivocarse; La memoria histórica y todo el proceso de destrucción social de Zapatero y sus huestes son un plan perfectamente concebido, que nos retrotraerá en mucho, a la década de los treinta del siglo pasado. Por eso conviene prepararse y dotarse de los medios necesarios para afrontar el proceso. De todos los medios. Y el intelectual no será el menor de ellos. Es en el intelectual donde nos cubrimos de argumentos. Es fuera de él, donde nos cubrimos de razones. Y las dos nos harán falta.

Así pues, con este joven viejo falangista, Salvador Ceprián, procesaremos hoy a José Antonio, que falta nos hará, para cargarnos de argumentos y de razones. De ambas. Acomódense y escúchennos


Wikio

6 comentarios:

echeverria dijo...

En ocasiones veo sumarios sin investigar... y el metrobus no existe!!!.

Martín Ynestrillas dijo...

Y el Corona de Aragón era una churrera accidentada, y California 47, la ultraderecha, y la Cafetería Rolando, cosas de la disctadura y de la Triple A y el hundimiento del Main... una osadía española contra los yankis.... ¿seguimos?

Hay 40 tedax que, por lo visto, no tienen tan claro como tú que la cosa está ya terminada

Y un alto cargo andaluz que cuando nació se apuntó a las Minas Riotinto com el que de pequeño lleva a su hijo a tener el priomer carné del Real Madrid, y un presidente de la cámara alta, visionario él, que compra terrenos con una clarividencia envidiable y un tipo en valencia, de frágil memoria, que no recuerda si los trajes se los regalan o salen en el armario por generación espontánea...

Y un expresidente del gobierno que habiendo podido acabar con el terror de forma legal, aplastante con todo el poder y tido el apoyo del pueblo entero, prefirió hacerlo con mercenarios, por la puerta de atrás, asesinando y secuestrando incluso inocentes...

El metrobús es una idiotez anedóctica. La mayor matanza de la historia del terror en España en tiempos de paz, tras la del Corona debería mnoverte a cometarios menos jocosos y al respeto por las víctimas que sí desean saber la verdad.

echeverria dijo...

Las victimas de lo que estan hartas es de que se las intente manipular. O de que se intenten arrogar su representación. Todo mi respeto hacia ellas, equivocadas o no. Mis comentarios jocosos no tienen nada que ver con victimas, sino con la ignorancia y la osadía, que van casi siempre unidas.

Martín Ynestrillas dijo...

Tienes toda la razón en dos cosas: en que la ignorancia y la osadía van siempre unidas - y yo añado: y la reiteración en el error - y en que las víctimas estamos hartas de manipulación y tomaduras de pelo. Tu eres el ejemplo vivo de esa osadía.

Las víctimas no nos arrogamos nada. Las víctimas SOMOS las únicas legitimadas para representarnos a nosotras mismas y esperamos además la comprensión y el apoyo incondicional de la sociedad. Son los políticos al uso, los que destruyen las pruebas, manipulan las cintas, negocian con asesinos, dan chivatazos, cambian discursos y dan carpetazos a los asuntos, al viento de lo que más conviene en cada caso a sus miserables intereses. Y son los osados e ignorantes los que repetís sin pausa los discursos de los políticos, sin pararos a pensar en lo quie decís.

¿No tienen legitimidad la AVT, La asociación de víctimas del 11-M, la de ayuda a las víctimas del 11-M, voces contra el terrorismo, Dignidad y Justicia? ¿Se arrogan una representación que no tienen? ¡Pues son - somos - esas asociaciones, compuestas únicamente por víctimas, las que pedimos la investigación del 11-M, la reapertura de un sumario que identifique a los culpables, reales e intelectuales, los que queremosa saber qué paso con los trenes, con los cientos de pruebas eliminadas o manipuldas de los tedax! ¡Es a ellos a quien hago referencia en mi editorial y de quien tú haces chufla con las ocasiones y los metrobuses! Pero lo peor es que hecha la gracieta, metida la pata, eres de los de "sostenella y no enmendalla", de los de no pedir una disculpa así te aspen y de los de no reconocer una "cagada", ni por apuntes. Tu sabrás, pero encima no quieras pasar por respetuoso, ni adjudiques además la manipulación y la osadía a los demás.

Quizá para ti lo de la cámara apagada en el bar faisán duarante el chivatazo sea un fenómeno paranormal, y lo del nuevo apagón de las cámaras en los laboratorios de los peritos del Tytadine, una casualidad, pero te conviene hacer un hacer un ejercicio, amigo: el de leer, el de leer con intención de enterarte de algo y de obtener respuestas. Léete la cuarta trama, escrita por ese ilegítimo representante de las víctimas que se arroga el derecho a manipularlas que es, por lo visto y según tu criterio, José María de Pablos, abogado de la Aociación de Ayuda a las Víctimas del 11M y quien ha logrado, entre otros pequeños éxitos, abrir la pieza de los Tedax que terminará llevando a la cárcel al comisario Manzano, y que no se llevará a Rubalcaba porque en este país parecen todos de letras puras y de ecuaciones no saben nada, ¡vamos de despejar las x, me refiero!

¡Hala majo, a seguir con tus rechuflas paranormales!

el ignorante dijo...

¿ Cómo se abre la pieza de los tedax?.Se dice : " abrete pieza"!!! . Esa nueva figura del" más allá" se lo dijo de Pablos o es una nueva asignatura para que nos explote a nosotros ,los osados, como el tytadine o la goma dos eco con el mecanismo de una lavadora. Si no sabe a que me refiero preguntele a él.

Martín Ynestrillas dijo...

Esta bien, ignorante, para ti la perra gorda...