lunes, 19 de octubre de 2009

La Gran Esperanza vuelve al aire



Tras unos meses de obligada parada técnica, La Gran Esperanza ha comenzado sus emisiones en pruebas. El pasado viernes 16 de octubre se grabó el primer programa que, a diferencia de los anteriores, será emitido únicamente a través de los canales disponibles en internet: Youtube (vídeo), Megavídeo (vídeo), Poderato (podcast, radio 2.0), Facebook (enlaces directos a todo lo anterior) y por supuesto a través del blog.

La compra de la tradicional emisora Radio Intercontinental, por parte del poderoso grupo mediático Intereconomía (El Gato al Agua, La Nación, Semanario Alba, Canal Intereconomía, La Gaceta, Revista Época, etc., entre otros), de marcado carácter conservador y neoliberal, con tintes democristianos, ha considerado que las voces discrepantes de la tercera posición - los que no comulgamos con una organización social en torno a las izquierdas y las derechas, los partidos políticos y su partitocracia corrupta - no tenemos espacio en la nueva cadena ni siquiera pagando, como era, de hecho, nuestro espacio. La nueva parrilla salvó algunos nombres de la vieja emisora, como Eduardo García (que ahora conduce la tertulia matutina "Buenos días España) o Gustavo Morales, que fuera Jefe Nacional de la Falange hace unos años y que participa activamente en algunos programas del grupo, pero dejó fuera programas como "La Quinta Columna", sufragado por Alternativa Española y, por supuesto, a La Gran Esperanza, la Voz de la Falange. Y es que una vez más se demuestra, para aquellos que aún no se han enterado, que no existen amigos en la derecha española, sino más bien todo lo contrario.

Sin embargo el ciberespacio es grande y las ganas y la decisión aún mayores. Correremos riesgos; no todo saldrá técnicamente como deseamos, pues no somos profesionales y tenemos nuestras ocupaciones de las cuales sobrevivir; Pero con el tiempo mejoraremos y haremos un programa de calidad que tendrá, como principal característica, la independencia y la claridad. Y es que a nosotros se nos entiende todo. Bienvenidos a la nueva Gran Esperanza.

No hay comentarios: