Somos Libro: Editorial verdades como puños (26 de febrero de 2019)

Portada de Memoria, Ficción y Poesía, de Aquilino Duque


Aquilino Duque, escritor contracorriente, defensor de causas perdidas:

No hace mucho - la pasada semana, sin ir más lejos - hacíamos aquí referencia a una suerte de autores malditos que, por razones ideológicas, vinculadas a lo que hoy se llama corrección política, no exentas tampoco de cierta inquina, envidia y otros sentimientos tan “humanos” han sido prácticamente borrados del panorama cultural español.

Son aquellos que tuvieron la fortuna o la mala fortuna, más bien, de nacer en un período concreto, el primer tercio del siglo pasado, como si lo hubieran elegido ellos mismos, y por tanto, publicar y desarrollar su obra en un período hoy proscrito, y convertido, por mor de la memoria histórica, en prescindible y eliminable.

Si hoy mencionamos algunos de esos autores al común de los mortales, podremos encontramos con dos tipos de respuestas: quienes ignoren por completo su existencia y quienes los conozcan como miembros de una interminable lista de facinerosos, a los que retirar calles, plazas y honores, caso de haberlos recibido alguna vez.

Nuestro autor de hoy juega en la primera de las divisiones. Está vivo, tras haber nacido el día de Reyes de 1931 y eso hace que la izquierda del rencor y la falsificación tenga que optar por aplicarle el sistema del olvido. La izquierda española solo acomete grandes tareas de memoria histórica, es decir, la del borrado, el arranque de placas, la retirada de honores cuando, además, puede profanar sus tumbas, es decir, cuando están muertos.

Nuestro invitado, Don Aquilino Duque
Cuando están vivos prefieren ocultarlos con la muerte civil, con la falta de referencias, con la ignorancia absoluta. Reto a cualquiera que pregunte a sus hijos de bachiller, universitarios e incluso con algunos años de ejercicio profesional, si conocen el nombre y la obra de nuestro invitado de hoy.

Y como las jornadas previas al diluvio, estoy dispuesto a hacer concesiones respecto de la cantidad necesaria de respuestas correctas para salvar la apuesta. Todas las concesiones.... pero no dejen de buscarse un arca, porque tristemente, nadie les salvará del diluvio.

De nuestro invitado dijo, en una ocasión, Sanchez Dragó, que se encontraba proscrito por el actual rostro de la censura, el de la corrección política”. Y añadía que la peor censura no es la que manda callar sino la que obliga a decir.

Otro amigo suyo, Fernando Ortiz, en un artículo publicado en El País el 1 de junio de 1996, explicaba:

“es una paradoja andante: antifranquista y amigo del Alberti en el exilio romano, defensor del régimen de Franco cuando éste régimen era ya causa perdida...(…) se le da muy bien defender las causas perdidas… Ser mal interpretado es algo común en quien no piensa como el común, quien no teme señalar los males de la actual democracia, ni tampoco las realizaciones positivas en ciertos campos muy concretos del fascismo... (…) piensa, y así lo ha escrito en numerosas ocasiones, que la verdad no es de derechas ni de izquierdas, sino que, a veces, la historia le da la razón a las izquierdas y otras a las derechas. Y (él) siempre, dicho sea en su honor, se ha esforzado a lo largo de su vida en intentar acompasar su paso al de la verdad.” 

Portada de la antología poética, La Palabra Secreta
Parece cartel más que suficiente para pertenecer al panel de los proscritos. Dice de sí mismo que “de todas esas épocas yo solo puedo hablar en primera persona, de la definida como “páramo” que llega, en lo que a mí se refiere, hasta la concesión del premio Nacional de Literatura, José Antonio Primo de Rivera, en 1974” no sin antes sufrir las consecuencias de su abierta discrepancia con lo que él mismo definía como la contra dictadura de la mediocridad, quedando finalista y sin ganar un Premio Nadal que a decir de los estudiosos de la época, ponía en evidencia la intromisión de criterios ajenos a lo cualitativo, en las decisiones de tal tribunal”.

Nuestro invitado, se permite decir hoy cosas que los que las repetimos desde hace décadas, somos inmediatamente tildados de ultras, por usar una expresión suave. Escuchen: El actual sistema político, en España, no contento con haber enfrentado a las regiones unas con otras, mediante el engendro de las autonomías, se propone dividir a los españoles en rojos y nacionales y para ello mete al país en la máquina del tiempo de la memoria senil”.

Su prolífica obra, que abarca una vez más ese páramo al que ya nos hemos referido varias veces, contiene más de 16 ensayos, más de 12 poemarios, al menos 14 novelas, 5 memorias, 5 obras de naturaleza, muchas traducciones, entre las que me gusta destacar los poemas de Roy Campbell y ha sido galardonada con innumerables premios…. Pero sigue siendo un desconocido para las generaciones actuales y futuras… y obviamente no es casualidad…

No en vano, cuando el pasado año dedicó un volumen a diversos autores – Memoria, ficción y poesía- seleccionados por él mismo, decía que al seleccionar a determinados autores, no solo proclamaría mis afinidades electivas, mi filiación estilística espiritual, sino que ello me permitiría, además, respirar por la herida”.

Los autores seleccionados incluyeron a José María Pemán, Ramón Gómez de la Serna, Don Ramón del Valle Inclán, Wenceslao Fernández Flores, Vicente Risco, los hermanos Vilallonga, Rafael Sánchez Mazas, César González-Ruano, Dionisio Ridruejo, Luis Rosales, Agustín de Foxá, Lorca, Alberti, Cernuda, Gerardo Diego, Miguel Hernández, Leopoldo Panero, Celaya y un largo etcétera que evidencia que sus decisiones las toma él y sus heridas también.

Todavía ahora, en plenas facultades intelectuales, viene a presentar una antología poética cuando tiene ya 88 magníficos años: La Palabra Secreta

Él es Aquilino Duque y renuevo mi apuesta. Prueben otra vez con sus hijos, pero construyan un arca o se ahogarán. Mucho me equivoco o no tiene una calle, pero es uno de los máximos exponentes vivos de las letras españolas.

Don Aquilino Duque, con Javier García Isac, director de Radio Ya
Nosotros, parafraseando a Jean Daniélou, afirmaremos aquello de: “Me gusta esa Iglesia que se compromete en lo más denso de la historia humana, que no teme comprometerse mezclándose en las historias de los hombres, en sus conflictos políticos, en sus corrientes culturales. Me gusta esa Iglesia porque ama a los hombres y los va a buscar allí donde están. Y me gusta más esa Iglesia que recibe heridas de la historia porque está mezclada con la historia, esa Iglesia de los pobres cuyas debilidades denuncian los fariseos de manos puras que nunca han salvado a nadie.”

Pues bien, sirve para nuestro propósito: Nos gustan los autores que son parte de la historia, que se mezclan y confunden con ella y que van a buscar a los hombres allí donde están, sea o no políticamente correcto. Hoy nuestros oyentes conocerán a Aquilino Duque. Nos ocuparemos de ello.

Les habla Martín Ynestrillas y esto es Verdades como Puños, en Somos Libro


Aquilino Duque: Semblanza:

Licenciado en derecho por la Universidad de Sevilla, amplió estudios en las Universidades de Cambridge (Trinity Hall) y la Southern Methodist University en Dallas, Tejas. Narrador, poeta y ensayista, Aquilino Duque es autor de libros como De palabra en palabra(Premio Leopoldo Panero del Instituto de Cultura Hispánica y Fastenrath, de la Real Academia Española) o El Mono azul (finalista del premio Nadal 1973 y Premio Nacional de Literatura 1974). Es autor también de obras fundamentales como El mito de Doñana y El suicidio de la Modernidad. Desde 1981, es miembro de número de la Real Academia Sevillana de Buenas Letras. Residió en Roma a principios de los 70, mientras colaboraba con la revista Destino, ciudad donde trató a Rafael Alberti.
Ha impartido cursos de Literatura española contemporánea en las Universidades de Sevilla y Chapel Hill, y ha leído conferencias en las Universidades de Cambridge, Sevilla, Swarthmore, Delaware, Chicago, Roma, Pennsylvania, Georgetown, La Rábida, Málaga, Mar Menor, Oviedo, Guadalajara (Jalisco), así como en el Museo de Bellas Artes de Sevilla, el Palacio de las Naciones de Ginebra, el Instituto Británico de Sevilla, el Instituto Español de Roma, y el Instituto Cervantes en Buenos Aires, Londres, Nueva York, Viena, Múnich y Utrecht.

Poesía
  • La calle de la luna, Sevilla: Ayuntamiento de Sevilla, 1958.
  • El campo de la verdad, Madrid: Adonais, 1958.
  • De palabra en palabra, Madrid: Cultura Hispánica, 1968.
  • Versos de una noche de luna, Madrid: Palma de Mallorca, 1969.
  • El invisible anillo, León: Col. Provincia, 1971.
  • Los cuatro libros cardinales, Madrid: Editora Nacional, 1977.
  • Aire de Roma Andaluza, Sevilla: Renacimiento, 1978.
  • El engaño del zorzal, Madrid: Hiperión, 1986.
  • Las nieves del tiempo, Granada: Comares, 1993.
  • Poesía incompleta, Valencia: Pre-Textos, 1999.
  • Entreluces, Sevilla: Renacimiento, 2009.
  • Reloj de Arena, Siltolá, 2011.

Novela

  • La operación Marabú, Madrid: Alfaguara, 1966. Reed. Sevilla: Renacimiento, 2003.
  • Los consulados del Más Allá, Barcelona: Plaza & Janés, 1966. Reed. Alcalá de Guadaira: Peréntesis, 2003.
  • La rueda de fuego, Barcelona: Planeta, 1971. Reed: Sevilla: RD, 2005.
  • La linterna mágica, Barcelona: Plaza y Janés, 1971.
  • El mono azul, Barcelona: Destino, 1973 y 1974. Reed: ABC 2002.
  • La historia de Sally Gray, Madrid: Ediciones del Centro, 1975.
  • Los agujeros negros, Barcelona: Argos, 1978.
  • La luz de Estoril, Barcelona: Planeta, 1989.
  • Las máscaras furtivas, Valencia: Pre-textos,1995
  • El Piojo Rojo, Valencia: Pre-Textos, 2004.
  • La loca de Chillán, Valencia: Pre-Textos, 2007.
  • Caza Mayor, Sevilla: Renacimiento, 2011.
  • Palos de ciego, Sevilla: Renacimiento, 2016.
  • Memoria, ficción y poesía", Sevilla: Universidad de Sevilla, 2018

Ensayo

  • La carrera de armamentos, Madrid: Editorial Católica, 1981.
  • Aquilino Duque. La idiotez de la Inteligencia. Encuentro.
  • La España imaginaria, Sevilla: Libros del Altozano, 1984.
  • El suicidio de la modernidad, Barcelona: Bruguera, 1984.
  • Metapoesía, Sevilla: Ayuntamiento de Sevilla, 1984.
  • Andalucía crítica, Córdoba: Monte de Piedad, 1989.
  • El toreo y las luces, Valencia: Diputación Provincial, 1989.
  • El cansancio de ser libres, Sevilla: Universidad de Sevilla, 1992.
  • Plaza partida, Sevilla: Fundación el Monte, 1995.
  • Grandes faenas, Cádiz, Universidad de Cádiz, 1996.
  • Actualidad del 98, Sevilla: Fundación el Monte, 1998.
  • Cataluña crítica, Madrid: Criterio Libros, 1999.
  • Crónicas anacrónicas, Barcelona: Altera, 2004.
  • Aquilino Duque. Crónicas Extravagantes, Madrid: Encuentro. 1996
  • Memoria y ficción en las letras españolas de trasguerra, Madrid: CEU, 2011.
  • Aquilino Duque (2013). La era argentina, Madrid: Encuentro. .

Memorias
  • El rey Mago y su elefante, Valencia: Pre-Textos, 1993.
  • La era de Mairena, Sevilla: la Carbonería, 1995.
  • Mano en candela, Valencia: Pre-Textos, 2002.
  • La cruz de don Juan, Barcelona: Ediciones B, 2003.
  • La invención de la pólvora, Sevilla: Renacimiento, 2015.

Viajes y Paisajes:
  • El mito de Doñana, Madrid: Ministerio de educación, 1977. Reed. Fundación Lara, 2004.
  • Guía natural de Andalucía, Sevilla: Real Maestranza y Valencia: Pretextos, 1986.
  • Sevilla, bajorrelieve, Sevilla: Comisaría para la Expo, Ayuntamiento de Sevilla, 1991.

Traducciones:
  • Poemas de Roy Campbell, Madrid: Rialp, 1958.
  • Sombras en la hierba de Isak Dinesen, Madrid: Alfaguara, 1986. Reed: Barcelona: Círculo de lectores, 2004.
  • Réquiem de Ana Ajmátova, Barcelona: El Bardo, 1967.
  • Os Lusiadas de Camoens, Madrid: Editora Nacional, 1980.
  • Crestomatia de Mandelstam, Madrid: Huerga y Fierro editores, 2004.
  • Chesterton, Robert Louis Stevenson, Valencia: Pretextos, 2011.

Premios
  • Washington Irving, de cuentos Casa de América, Madrid, 1960. Obra premiada: “El festival de la Pañoleta.“
  • Ciudad de Sevilla de novela, Ayuntamiento de Sevilla, Sevilla, 1960. Obra premiada: "Las torres de San Cayetano" (Publicada como “La rueda de fuego.“)
  • Leopoldo Panero 1967, de poesía, Instituto de Cultura Hispánica, Madrid, 1968. Obra premiada: “De palabra en palabra.“
  • Archivo Hispalense de ensayo, Diputación de Sevilla, Sevilla, 1971. Obra premiada: “La sombra de Bécquer.“
  • Fastenrath, de poesía, Real Academia de la Lengua, Madrid, 1972. Obra premiada:“De palabra en palabra.“
  • Finalista Premio Nadal, 1974, por "El mono azul"
  • Premio Nacional de Literatura "José Antonio Primo de Rivera",1974, Madrid, 1975. Obra premiada: “El mono azul.“
  • Vendimia de prosa, Casa del vino, Jerez de la Frontera, 1982. Obra premiada: “Don Federico Rubio y la Vendimia.“
  • Círculo Catalán, de periodismo , Círculo Catalán, Madrid, 1987. Obra premiada: “La invención de América.“
  • José María Pemán, de periodismo, Cádiz, 1988. Obra premiada:“Enfermedades morales.“
  • Premio Taurino Manuel Ramírez, 2015. Obra premiada: "Estado y transición en los toros."
  • Premio Semana Santa de Sevilla, 2016.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Hispania Spania, nuestro Imperio. Con el Prior del Valle de los Caídos y Elvira Roca Barea

Manifestarse o no manifestarse, he ahí el dilema